Casco: Manzana Histórica

Desde 1666 tuvo un papel distinto a las otras manzanas de la cuadrícula. El 24 de Marzo de 1856, al poco tiempo de haberse instalado la primera municipalidad electiva se deliberó sobre tablas, si la comisión de solares podía donar los cuatro solares que componen la manzana donde está la iglesia, reservándolos para obras públicas.



La municipalidad dio su aprobación quedando para ese sólo objeto sancionando que por ningún motivo se puede vender ni enajenar ninguno de los cuatro solares. A partir de esta fecha se concentrarían en ella los edificios públicos más importantes.
Para fines del siglo XIX y a pesar de la precariedad de sus construcciones, la manzana histórica se consolidaba como tal, siendo contenedor de los edificios públicos, educativos y religiosos más representativos.
Comienza el siglo XX con una marcada tendencia progresista que se evidencia en la renovación de casi todos los edificios existentes y la construcción de otros nuevos. La imagen progresista de la manzana se complementa con el alumbrado eléctrico y pavimento liso sobre la calle Rivadavia desde la estación del ferrocarril hasta la calle Sarmiento (1915).




Durante las décadas del 30 al 60 sólo se registra la intervención del ingeniero Polak en la iglesia (1930/49) y el incendio del registro civil. En los años 50 se hace intensa la vida social, política, cultural y religiosa que se manifiesta en los desfiles de las fechas patrias, los conciertos y bailes en el Palacio Municipal, las campañas políticas, los casamientos civiles y religiosos y la salida de la escuela, todo tenía lugar en ella. La relación equilibrada de escala entre la manzana, la plaza San Martín y el entorno que las contiene, genera un espacio urbano con carácter de sitio, por su significado histórico, social y cultural, fundado en la interacción de los edificios que la componen.




A principio de los años sesenta, el predio mantenía el mismo perfil que en las décadas anteriores, sólo la iglesia es nuevamente intervenida y la biblioteca que amplía sus instalaciones ocupando el predio del registro civil. Entre 1958 y 1962 se construye en la manzana histórica sobre la calle Sarmiento el edificio en torre de la reciente ex municipalidad, que debido a su implantación pone en crisis el equilibrio del sitio imponiéndose al mismo. Hoy es parte del medio en el cual está inserto, como los otros edificios que integran la manzana siendo todos y cada uno de ellos el testimonio y la expresión de la sociedad que les dio origen.